Ajedrez con Maestros

BiografíasGrandes olvidados

Ian Rogers: magia y lucha en el corazón del ajedrez australiano

GM. Ian Rogers

“Rogers es un durísimo GM, con un juego muy original y altamente creativo.”

Manuel Rivas Pastor, Gran Maestro Internacional (GM) analizando sus partidas durante el Open de la Sal en San Fernando (Cádiz) en julio de 1994.

Dr. Jesús Seoane Sepúlveda
Artículo del Dr. Jesús Seoane
Sepúlveda

Quiero dedicar este modesto artículo a todos mis amigos ajedrecistas, compartiendo con ellos, en la actual situación de pandemia mundial, lo que siempre nos ha unido: este noble arte. A todos ellos y a todos los demás quiero hacer, en la inevitable distancia, que se sientan muy cerca de mí y de todos sus seres queridos.

Este artículo, aunque sea reiterativo decirlo, está también dedicado a mi hermano José Manuel y a Julián Alonso Martín. A mi hermano por despertar en mí el interés por el juego de Ian Rogers hace más de 30 años tras reproducir con él la partida Spasov-Rogers. A Julián Alonso, gran articulista y escritor, quién, gracias a sus maravillosos trabajos, siempre me animó a escribir humildes artículos como éste.

Hacía muchísimo tiempo que estaba deseando escribir este artículo. El tiempo pasaba y pasaba y entre mis obligaciones profesionales y personales no encontraba la luz al final del túnel. En la obligada temporada de reclusión, prometí a mi hermano José Manuel que lo acabaría durante la Semana Santa. Por ello, se lo dedico a las personas a las que me refiero. Y antes de empezar por el artículo, quiero hacer un pequeño viaje en el tiempo para agradecerle a esas personas que después de tantísimos años sigan estando conmigo.  En estas imágenes, no están todos los que son, pero si son todos los que están. A ellos y a lo que siempre nos unió: el ajedrez. ¿Por qué Rogers? Eso lo verán enseguida…

Julián Alonso junto al autor del artículo en Madrid en noviembre de 2019
Julián Alonso junto al autor del artículo en Madrid en noviembre de 2019
El equipo del Casino Gaditano de Ajedrez de Cádiz en 1989. José Manuel Seoane, Manuel López-Escobar y el autor (arriba y de izquierda a derecha). Debajo en el mismo orden: Juan Sepúlveda, Diego Medina y Manuel Seris-Granier
El equipo del Casino Gaditano de Ajedrez de Cádiz en 1989. José Manuel Seoane, Manuel López-Escobar y el autor (arriba y de izquierda a derecha).
Debajo en el mismo orden: Juan Sepúlveda, Diego Medina y Manuel Seris-Granier
             El equipo del Casino Gaditano 20 años después. Concretamente en el año 2009, después de jugarse el Torneo de El Puerto de Santa María en memoria de Juan Sepúlveda. En la foto, el segundo por la izquierda es Ernesto López-Tello, quién se incorporó al equipo en el año 1990.
El equipo del Casino Gaditano 20 años después. Concretamente en el año 2009, después de jugarse el Torneo de
El Puerto de Santa María en memoria de Juan Sepúlveda. En la foto, el segundo por la izquierda es
Ernesto López-Tello, quién se incorporó al equipo en el año 1990.
Gran parte del equipo del Casino Gaditano jugando una simultánea contra el GM Juan Manuel Bellón en la Plaza de Mina de Cádiz en junio de 1988.
Gran parte del equipo del Casino Gaditano jugando una simultánea contra el GM Juan Manuel Bellón en la Plaza de Mina de Cádiz en junio de 1988.
De izquierda a derecha, junto al autor, Antonio Romero Briones, Ricardo Montecatine y José Manuel Seoane en El Puerto de Santa María en el año 2015.
De izquierda a derecha, junto al autor, Antonio Romero Briones, Ricardo Montecatine y José Manuel Seoane en El Puerto de Santa María en el año 2015.
Muchos de los juveniles de la Provincia de Cádiz durante el Open de 1990 de la Diputación Provincial. Junto al autor, Juan Sepúlveda (el único senior), César del Prado, Juan Luis Pérez Cordero, Daniel Escobar, Daniel Martín y José Manuel Seoane.
Muchos de los juveniles de la Provincia de Cádiz durante el Open de 1990 de la Diputación Provincial.
Junto al autor, Juan Sepúlveda (el único senior), César del Prado, Juan Luis Pérez Cordero,
Daniel Escobar, Daniel Martín y José Manuel Seoane.
Campeonato de España en Sevilla en agosto de 2004. Desde la izquierda: Julio Sevillano, Rafael González Custodio, Agustín García Luque, José Manuel Seoane, Juan Sepúlveda, el autor y Manuel Seris-Granier.
Campeonato de España en Sevilla en agosto de 2004. Desde la izquierda: Julio Sevillano, Rafael González
Custodio, Agustín García Luque, José Manuel Seoane, Juan Sepúlveda, el autor y Manuel Seris-Granier.
En la Venta de Vargas con Antonio Herrera, Fernando Cebada, José Manuel Seoane, Julio Sevillano, Diego Medina y María Angustias, Ernesto López-Tello, Manuel López-Escobar, Manuel Seris-Granier y Antonio Romero Briones.
En la Venta de Vargas con Antonio Herrera, Fernando Cebada, José Manuel Seoane, Julio Sevillano, Diego Medina y María Angustias,
Ernesto López-Tello, Manuel López-Escobar, Manuel Seris-Granier y Antonio Romero Briones.
Simultáneas del MI Jaan Eslon en la Caja de Ahorros de Cádiz en 1986. A la izquierda el autor a quién mira fijamente José Luis Navarrete, gran amigo. Otros muchos pueden identificarse de fotos anteriores.
Simultáneas del MI Jaan Eslon en la Caja de Ahorros de Cádiz en 1986. A la izquierda el autor a
quién mira fijamente José Luis Navarrete, gran amigo. Otros muchos pueden identificarse de fotos anteriores.
Fernando Braga, gran amigo y brillante entrenador de ajedrez y jugador, con el autor, en Cádiz durante verano del 2010.
Fernando Braga, gran amigo y brillante entrenador de ajedrez
y jugador, con el autor, en Cádiz durante verano del 2010.
El autor junto a los excepcionales compositores, Oleg Pervakov y Yochanan Afek en Wijk aan Zee en el año 2013.
El autor junto a los excepcionales compositores, Oleg Pervakov y Yochanan Afek en Wijk aan Zee en el año 2013.
Alfonso Gómez Rebollo, otro gran amigo, junto a José Manuel Seoane en la Liga Andaluza el otoño de 2019.
Alfonso Gómez Rebollo, otro gran amigo, junto a José Manuel Seoane en la Liga Andaluza el otoño de 2019.

Una vez mostradas estas imágenes que tantos recuerdos hermosos me traen y que siempre hacen que se me salte alguna lágrima cuando las veo, máxime en estos tiempos donde la separación espacial es inevitable, comienzo a relatar el artículo.

Sin lugar a dudas, Australia es un hermoso país que siempre me despertó gran curiosidad e interés en conocerlo. Y como siempre me ha ocurrido en mi vida, ese interés se acrecentaba aún más conforme lo iba conociendo. Y si a esto le sumamos mi pasión por el ajedrez, la curiosidad aumentaba de forma exponencial. De hecho, en mi afición como modesto bibliófilo, he recolectado con cuentagotas libros y partidas brillantes sobre el ajedrez en Australia y, tengo que reconocer, que me he llevado sorpresas muy gratas.

Y en este caso, el GM Ian Rogers es el mayor exponente del ajedrez australiano. Rogers es el primer GM en la historia de Australia (recordemos que Walter Shawn Browne se nacionalizó americano y solamente jugó por Australia un corto período de tiempo). Ian nació en Hobart (Australia) el día de San Juan de 1960, si bien creció en Melbourne tal y como nos cuenta Bill Egan en su maravilloso libro “The Doeberl Cup: Fifty years of Australian Chess History”, brillante obra sobre la historia de este famoso Torneo Australiano y que ha sido una constante fuente de inspiración para mí tanto en este artículo como en otro trabajo más ambicioso que tengo en camino.  Ian aprendió a jugar al ajedrez de niño, a la edad de 7 años, de la mano de sus padres, el Doctor Percy Rogers y de June Factor, excelsa académica, autora de libros de referencia sobre niños. Ya en su época de adolescente, concretamente con 13 años, se federó en el Club de Ajedrez Heidelberg y con esa edad fue campeón juvenil del Estado de Victoria. Y tres años después, en 1976, fue campeón juvenil de su país y campeón del Estado de Victoria, en el que había grandísimos jugadores como su más admirado en su juventud, Douglas Gibson Hamilton, conocido, tal y como le bautizó Cecil Purdy, como “el Tal australiano”.

Rogers estudió Meteorología en la Universidad de Melbourne. Aun así, su carrera profesional la dedicó y la dedica al ajedrez. En esa época, Australia era un país muy desconocido a nivel internacional en el terreno ajedrecístico lo que muestra aún más la lucha y la confianza que Rogers tenía en él mismo, digna de los mayores elogios.

Durante los años 70, en Australia el gran Campeón era el Maestro Internacional (MI), Robert Jamieson quién dejaba poco después la competición para dedicarse a otros hobbies, como el tenis, y de esa forma veía como se le adelantaba esa nueva generación que la encabezaba Rogers junto a otros jugadores de gran talla como Darryl Johansen (quién se convirtió posteriormente en el siguiente GM) en Australia) y Greg Hjorth Hjorth sin olvidar a Stephen Solomon y Guy West. Esa nueva generación encabezada por Ian, empezaría a dar que hablar fuera de tierras australianas.

No en vano lo dicho antes, poco después Ian ganó su primer campeonato australiano, concretamente en 1980, en la edición que tuvo lugar en Adelaida. Fue un torneo donde los jugadores del Estado de Victoria brillaron con luz propia. Tanto fue así que, Ian escribió un maravilloso libro titulado “Australian Chess into the Eighties” con una espléndida fotografía (gran parte de ella del Maestro Fide (MF) Haydn Barber) y una delicia de comentarios. Sin duda un icono dentro de los libros dedicados a Campeonatos Nacionales. Ese mismo año Rogers conseguía el título de MI.

Y a este le sucedieron muchos éxitos tanto a nivel nacional como internacional. Fue campeón de su país en 1980, 1986, 1998 y 2006. También ganó el Open de Australia en 1993 y el Grand Prix de Australia nada más y nada menos que 7 veces. Todos estos éxitos a nivel nacional le sirvieron para obtener en varias ocasiones el galardón de la “Medalla Steiner” al mejor jugador de su país. Igualmente, en 1996 fue galardonado con la “Medalla de la Orden de Australia” por los servicios prestados al ajedrez. Y de la citada obra de Egan sobre la historia de la Doeberl Cup, decir que Rogers ganó nada más y nada menos que 12 ediciones de dicho Torneo participando en 28 de ellas.

En este impase de éxitos, Ian consigue, en 1985, el título de GM, siendo, como hemos comentado al inicio de este artículo, el primer GM en Australia. Este éxito hizo que Ian tuviese que batirse el cobre con la élite del ajedrez y eso, le apartó de su país de origen ya que pasaba gran parte del tiempo por el resto del mundo jugando Torneos. Principalmente en Europa donde tuvo y tiene su segunda residencia, concretamente en Amsterdam donde pasa allí parte del año. Como excelente persona y amigo de sus amigos, la casa de Ian y Cathy en Amsterdam servía de hospedaje y casa de acogida de sus amigos cuando venían a jugar a Europa.

A nivel internacional, Rogers quedó 3º en el Campeonato del Mundo Cadete en 1975, evento que tuvo lugar en Francia. Esa misma posición ocupó en la siguiente edición, empatado con el mismísimo Garry Kasparov. Su primera intervención en Olimpiadas tuvo lugar en 1978 en el evento que se celebró en Buenos Aires. En la edición que tuvo lugar en 1980 en Malta, Rogers consiguió la norma que le faltaba para obtener el título de MI. Ian jugó la friolera de 14 Olimpiadas (12 de ellas como primer tablero) y su éxito en Salónica en 1984 le valió su primera norma de GM. A esta le seguirían rápidamente las siguientes ya que el título de GM, como hemos comentado, lo conseguiría un año después. Ian fue además el primer ajedrecista australiano que ganó el Campeonato de la Commonwealth, que tuvo lugar en Melbourne en 1983 repitiendo después el mismo éxito en Londres en 1989.

Rogers además ganó Torneos de gran calado internacional como en Nuoro, Italia (1984), Kragujevac, Yugoslavia (1985), Wijk aan Zee, Holanda (1985), Calcuta, India (1985), Ginebra, Suiza (1990), Budapest, Hungría (1991), Cebu, Filipinas (1992), entre otros muchos. A destacar también sus intervenciones en los Torneos de Groninga (Holanda) entre 1988 y 1990. De hecho, en 1989 ganó dicho Torneo de forma brillante, con 6,5 sobre 9, adelantando en un punto al que fuera Campeón del Mundo años después, el indio V. Anand.  Y destaco este Torneo, porque en la última ronda del mismo, Rogers jugaría una partida muy especial para mí que comentaremos con detalle en la sección de partidas analizadas.

imagen
Ian Rogers durante el Campeonato Australiano de 1979/1980 celebrado en Adelaida. (Foto de los archivos de Haydn Barber publicado en “Australian Chess into the eighties”).
Ian Rogers durante el Campeonato Australiano de 1979/1980 celebrado en Adelaida. (Foto de los archivos de
Haydn Barber publicado en “Australian Chess into the eighties”).
Ian Rogers, portada de la revista “Chess in Australia”, con motivo de la consecución de su primer título nacional. Luego le seguirían 3 más. Este campeonato gozó de preciosas partidas que luego se reflejaron en su maravilloso libro “Australian Chess into the Eighties”.
Ian Rogers, portada de la revista “Chess in Australia”, con motivo de la consecución de su primer título nacional. Luego le seguirían 3 más. Este campeonato gozó de preciosas partidas que luego se reflejaron en su maravilloso libro “Australian Chess into the Eighties”.

Dentro de las competiciones a nivel internacional, Rogers, además, en sus visitas a Europa, realizabas espectaculares resultados en la Bundesliga, donde ganó a jugadores de élite mundial como Korchnoi, Short, Shirov, Hübner y Lautier, entre otros muchos. También llegó a jugar dos Interzonales, en Manila en 1990 donde obtuvo los mismos puntos que Portisch, Vaganian, Kamsky y Smislov y en Biel en 1993 donde hizo lo propio con Akopian, Ehlvest y Nikolic. Años después superaba la barrera de los 2600 (concretamente 2618) y se colocaba entre los 50 mejores jugadores del mundo.

Ian Rogers junto a su mujer Cathy en una foto reciente. (Cortesía de Ian and Cathy Rogers)
Ian Rogers junto a su mujer Cathy en una foto reciente. (Cortesía de Ian and Cathy Rogers)

Y a nivel persnal, Ian está casado con Cathy Rogers, abogada de profesión y también ajedrecista. Ella es también árbitro internacional de ajedrez y Maestro Femenino de la FIDE (WFM). Cathy además es una fotógrafa espléndida y siempre acompaña a Ian a todos los Torneos y hace reportajes gráficos espectaculares. Prueba de ello es el segundo libro que escribió Ian sobre el papel de los jugadores australianos en la Olimpiada de Erevan (Armenia) en 1996. En esta delicia de libro, titulado Australian at the Yerevan Chess Olympiad”, las preciosas partidas jugadas por Ian y sus compañeros, vienen adornada por un reportaje gráfico en blanco y negro espléndido

Ian Rogers junto a su mujer Cathy en una foto reciente. (Cortesía de Ian and Cathy Rogers)
Ian Rogers junto a su mujer Cathy en una foto reciente. (Cortesía de Ian and Cathy Rogers)

Dentro del terreno del ajedrez, Ian, por preinscripción médica, deja la competición en 2007, pero ni mucho menos para por ello su actividad ajedrecística. Rogers es un periodista maravilloso y sus artículos y reportajes han dado y dan la vuelta al mundo en las mejores revistas, y todos los ajedrecistas, tanto aficionados como profesionales, quieren ver los comentarios, artículos y partidas de Ian. Ha sido panelista de la BBC y reportero en muchos Campeonatos del Mundo. Tanto es así, que quién escribe estas modestas líneas, tuvo el honor de coincidir con él en el año 2012 durante el Campeonato del Mundo entre Anand y Gelfand que se libró en la Galería Tetryakov de Moscú. ¡Arte en todas las casillas en compañía de Ian!

Y dentro de su país, ha sido pieza única tanto comentando sus partidas, como la de otros, como también escribiendo brillantes artículos analíticos o reportajes de Torneos o similares. Una persona completamente versátil en el mundo del ajedrez. Ha participado activamente en “Chess in Australia”, “Australian Chess Magazine”, “50 moves” (una auténtica delicia de revista que tiene versión digital y en la que Ian ha escrito artículos fantásticos. De entre muchos de ellos, destaco la joya titulada: “Australia’s Greatest Chess Olimpiad Moments”,publicado en el número correspondiente a agosto de 2016) y ha sido elogiado por los mejores de su país en la fantástica revista “Chess Players’s Quarterly” (CPQ) de la que fue editor Robert Jamieson. Ha sido, además, en su país, un prolijo columnista para el Canberra Times y el Sydney Sun-Herald.

Su labor como periodista ha sido extraordinaria donde también goza de un alto reconocimiento a nivel mundial. En 1989 ganó laMedalla Purdy” de la Federación de Ajedrez Australiana. También ha realizado y realiza una labor fantástica como entrenador y profesor de ajedrez, tanto en jóvenes como adultos, destacando su extraordinaria generosidad y dedicación a las personas que le demandan sus sabios consejos. Como entrenador, entre otras muchísimas labores, destacar su labor con quién ha sido el GM australiano más joven de la historia, Zong Yuan Zhao.

Quién escribe este artículo puede dar fe de todo ello. En cada email que me envía hay una lección de ajedrez extraordinaria y le estoy inmensamente agradecido por el tiempo que me dedica cada vez que me dirijo a él.

Portada del primer libro de Ian Rogers “Australian Chess into the eighties”, que refleja el Campeonato Australiano de 1980 celebrado en Adelaida donde Rogers iba a conseguir por primera vez el título de Campeón Australiano. Ese mismo año conseguiría el título de Maestro Internacional.
Portada del primer libro de Ian Rogers “Australian Chess into the eighties”, que refleja el Campeonato Australiano de 1980
celebrado en Adelaida donde Rogers iba a conseguir por primera vez el título de Campeón Australiano.
Ese mismo año conseguiría el título de Maestro Internacional.
Portada del segundo libro publicado por Rogers en colaboración con su mujer Cathy. Preciosa obra que explica ronda a ronda el papel de Australia en la Olimpiada de Erevan en 1996.
Portada del segundo libro publicado por Rogers en colaboración con su mujer Cathy.
Preciosa obra que explica ronda a ronda el papel de Australia en la Olimpiada de Erevan en 1996.

Hasta aquí, he querido resumir algunos de los logros y de la actividad ajedrecística de Ian Rogers. Como comento en la dedicatoria del artículo, la primera vez que escuché su nombre fue gracias a la revista Jaque española de 1989 que nuestro querido tío Juan Sepúlveda, que en paz descanse, muy generosamente nos hacía llegar. Mi hermano José Manuel y yo hacíamos juntos las partidas y pasábamos horas y horas comentando en una de las salas de estar de la casa de nuestros padres en la calle Tamarindos en Cádiz, concretamente la que tenía vista directa al chalet “Las Gemelas” donde vivieron muchos años mis abuelos maternos. Yo cursaba entonces 2º de BUP y mi hermano comenzaba su primer año de Derecho.  Ese día mi hermano cogió la revista y viendo las partidas del Torneo de Groninga me sugirió de ver la partida Spasov-Rogers. Yo no conocía al GM australiano, pero tuve que quedar muy sorprendido de su juego tras esa partida. Eran reflejo de magia y lucha. El corazón del ajedrez australiano, con origen en Hobart, llegaba hasta la Tacita de Plata y la hacía relucir, si cabía, con más brillo aún. Esa partida quedó para mí en el olvido, casualmente, hasta que 30 años después mi hermano me la refrescó. Y eso motivó, en gran parte, que se estén escribiendo estas modestas líneas sobre el gran jugador australiano. Lo que sí es verdad es que, a raíz de ese encuentro que quedó en el olvido, fijaba mi atención en las revistas y los libros de actualidad cuando veía el nombre de Rogers en algún lado. Seguía sus partidas con gran interés e ilusión. En ellas se veía siempre mucha lucha y una gran originalidad y la brillantez la llevaba el australiano siempre por bandera. Un estilo de juego muy atractivo y emprendedor donde el riesgo y las complicaciones, cuando eran necesarias, salpicaban sus partidas de forma continua.

Rogers es un jugador valiente y además muy honesto en el tablero y fuera del tablero. ¡Un auténtico caballero! Que además denuncia cualquier irregularidad que presencie. El juego limpio siempre por delante. Un modelo a imitar y una norma a seguir.

Ha jugado muchísimas partidas brillantes, algunas de ellas las veremos aquí. Pero todos los que amamos este arte no podemos olvidar su antológica victoria antes el GM brasileño Gilberto Milos, quién se prodigó mucho por España en los años 90, durante la Olimpiada de Manila en 1992. Esa partida forma parte de todas las colecciones de partidas brillantes y es una pieza única a pesar de que no recibiera el 1º premio de belleza en la Olimpiada. Muchos conocemos lo que sucedió en esa Olimpiada que hizo que finalmente Rogers no recibiera el 1º Premio. Pero ahí quedó su obra para goce y deleite de todos los que amamos este arte. Esa partida además fue además seleccionada como una de las mejores del Informator, concretamente la 5ª mejor.

Rogers portada en la estupenda revista australiana “Chess in Australia” un año después de proclamarse por primera vez Campeón del Estado de Victoria
Rogers portada en la estupenda revista australiana “Chess in Australia”
un año después de proclamarse por primera vez Campeón del Estado de Victoria
Planilla de la maravillosa partida Rogers-Milos de la Olimpiada de Manila de 1992. (Cortesía de Ian Rogers)
Planilla de la maravillosa partida Rogers-Milos de la Olimpiada de Manila de 1992. (Cortesía de Ian Rogers)

A través de sus partidas y sus comentarios y búsqueda insistente de partidas suyas jugadas en terreno nacional (Australia, me refiero) descubrí en la excelsa obra de Egan que una de sus lecturas de ajedrez favoritas era el Match Tal-Botvinnik de 1960 comentado por Mikhail Tal (una referencia única en el mundo del ajedrez), prueba de ello es que su jugador más admirado de adulto era “el Genio de Riga”. Y no me extraña a tenor de las hermosas partidas que ha jugado dentro y fuera de su país y que, algunas de ellas, las podremos apreciar en este artículo y que además varias de ellas forman parte de la hermosa antología de Kevin Casey “Australian Chess Brilliancies” (Kimberley Publications, 2009) que tuve la suerte de adquirir gracias a mi amigo, el MI Gary Lane. En esta obra figuran varias de las hermosas producciones de Rogers y otros grandes jugadores nacionales.

En el aspecto personal, que contaba de forma superficial líneas atrás, tuve la suerte de contactar con Ian Rogers a través de nuestro común amigo Bill Egan. Yo estaba empezando a escribir un trabajo y Bill, muy amablemente, me puso en contacto con él. Y lo que iba a ser un modesto trabajo de 60-70 páginas se está convirtiendo en un libro que superará las 300 páginas. Este precioso proyecto que estoy realizando en el poco tiempo libre que mis obligaciones profesionales y personales me permiten, está cobrando una luz y un colorido único gracias a la ayuda, consejos, material, partidas, así como fotos que Ian y Cathy tan generosamente me están concediendo. Ni qué decir que, en el camino, este humilde servidor está aprendiendo mucho y cada mensaje de Ian es una auténtica lección de ajedrez, generosidad, humildad y pedagogía únicas. Para los lectores, adelantarles que este trabajo espero poder terminarlo a finales de año. No quiero dar más pistas…Desde aquí, ¡muchas gracias a Ian y a Cathy!

Y durante el desarrollo del trabajo que aún estoy haciendo, en el intercambio de mensajes con Ian, se me ocurrió la idea de hacer un pequeño trabajo sobre él y sacar a la luz algunas de sus brillantes producciones (sin entrar en las partidas más técnicas). Para ello, le solicité al amigo Ian que me enviase algunas de sus partidas y el muy amablemente me envío un fichero llamado “A few Rogers games”. De ese fichero, que es una auténtica joya, he seleccionado algunas de las partidas que me han parecido más brillantes ya que en este trabajo quiero realzar ese aspecto del juego de Rogers. Nada más allá de eso ya que seguro que Ian en un futuro nos los cuenta todo…

Con esto, sencillamente quiero hacer un sencillo tributo a un amigo y excepcional ajedrecista que siempre admiramos mi hermano José Manuel y yo. Pura magia y lucha en el corazón del ajedrez de su país. Y por eso, he querido también dar a conocer algunas de sus partidas desconocidas y que seguro que deleitarán a todos los que las reproduzcan. Sin duda, lo mejor de Ian nos lo contará él mismo con todo lujo de detalles en el momento adecuado. Ahora mismo, quiero hacer a los lectores que se enamoren de Venecia para que así vuelvan muchas más veces. Lo mismo me pasó a mí con Australia cuando fui a visitarla. Y tendré que volver…Ahora, además, hay más motivos…Para terminar y antes de empezar a comentar algunas de sus mágicas luchas, quiero rendir un pequeño tributo a la memoria del GM William Lombardy (1937-2017) quién en la comunicación que tuve con él me hacía ver, en su gran experiencia ajedrecística, la importancia de crear un ambiente adecuado a la hora de comentar sus partidas. Hizo que me metiera de lleno en su excelsa obra “Understanding Chess: my system, my games, my life” (2011) disfrutando de todas sus partidas, gracias a sus comentarios, tan brillantemente narrados que parecía que yo mismo las hubiera vivido. Por ello, y por la amistad que en vida me brindó, quiero dedicar este trabajo también a su memoria, que en cierto modo me mostró como se comentan mejor las partidas.

Así que ahora disfrutemos de algunas de las brillantes partidas del “Mago de Hobart”, tal y como yo le he bautizado al ver una de las partidas que veremos en esta selección que ahora presentamos.

Y, para terminar, en estos momentos tan difíciles por los que está pasando el mundo entero y abundando en lo importante que es para nosotros el ajedrez, dejo estas hermosas palabras de mi querido amigo Rafael González Custodio:

“En estos días (como durante tantos años) el ajedrez es un verdadero bálsamo para soportar los estragos de nuestra “falta de libertad”.  Respirar ajedrez es respirar arte y es como si pudiéramos salir a contemplar obras de arte”.

Hoy, gracias a las partidas del “Mago de Hobart”, hemos podido contemplar estas maravillosas obras de arte…Que todo cese, que todo termine y recuperemos la normalidad todos los seres de este planeta. Y que nunca dejemos de valorar las cosas tan maravillosas que tenemos. Salud, buenos amigos, seres queridos y el ajedrez…Esa novia silenciosa que siempre nos acompaña y se preocupa de nosotros, como bien dice mi querido amigo Fernando Braga. Y cuando al comienzo del artículo decía: ¿Y por qué Rogers?

Su calidad como jugador, no necesita ninguna carta de presentación. Pero además como persona, es una persona excepcional. Y quería también acercarla a esos amigos que han sido tan importante para mí en mi vida y también que mis amigos se acercasen a él, tanto a través de sus partidas como a través de su generosidad y buen hacer personal.

¡Gracias, Ian! ¡Ojalá todos disfruten de tus partidas como yo lo he hecho mientras elaboraba este manuscrito!

Además, muy pronto mi amigo Ian será sexagenario, y lo menos que puedo hacer es dedicarle este trabajo como una vela más en su tarta de cumpleaños. ¡Felicidades, Ian! ¡Y que cumpláis muchos más Cathy y tú!

Y mil gracias a todos los que cada día intentamos luchar por un mundo mucho mejor.

En Madrid, a 4 de abril de 2020

Jesús Miguel Seoane Sepúlveda

Bibliografía:

  • Egan, Bill. “The Doeberl Cup: Fifty years of Australian Chess History” (Canberra, 2012)
  • Rogers, Ian. “Australian Chess into the Eighties” (Sun Books, Melbourne, 1981)
  • Rogers, Ian. “Australian at the Yerevan Chess Olympiad” (Australian Chess Enterprises, NSW, 1996)
  • Casey, Kevin. “Australian Chess Brilliancies” (Kimberley Publications, QLD, 2009)
  • Chua, Cathy. “Australian Chess at the Top” (Pioneer Books, Oaklands Park, 1998)
  • “Chess in Australia” (Revista)
  • “Chess Players’s Quarterly” (Revista)
  • “Australian Chess Magazine” (Revista)
  • “50 moves” (Revista)
  • Australasian Chess (revista)
  • Correos y mensajes privados con el GM Ian Rogers

Descargar PDF

Datos del Autor

Jesús Miguel Seoane Sepúlveda

Nació en Cádiz y es actualmente Profesor Titular de Universidad de Física en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Es Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Sevilla y la UNED y Doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Rey Juan Carlos con Premio Extraordinario de Doctorado.

En su carrera profesional, es couator de muchos trabajos de investigación publicados en revistas de alto impacto, dentro del Campo de la Dinámica No Lineal y la Teoría del Caos y sus aplicaciones en Ciencias e Ingeniería. Ha dirigido tesis doctorales, Trabajos Fin de Grado y Trabajos Fin de Máster. Ha presentado ponencias invitadas en Conferencias Internacionales de prestigio en Europa, EEUU, China, Japón, Australia, etc.  Ha ocupado y ocupa en la actualidad distintos cargos académicos y de coordinación.

Entre sus muchas aficiones, el ajedrez y el amor por su tierra son las principales. En el terreno ajedrecístico, aprendió a mover las piezas a los 6 años. Se siente muy atraído por el juego de ataque y táctico. Es bibliófilo y entre  sus preferencias en este sentido están las biografías de jugadores (especialmente desconocidos), los Torneos y, por supuesto, los estudios y composiciones.”

Related posts
Ajedrez y AstrologíaAjedrez y culturaBiografías

Estrellas del ajedrez Semblanza y análisis desde la perspectiva de la Astrología: Emanuel Lasker

Ajedrez y AstrologíaAjedrez y culturaBiografías

Estrellas del ajedrez Semblanza y análisis desde la perspectiva de la Astrología: Paul Charles Morphy

Ajedrez y culturaBiografíasHistoria

El multifacético ajedrecista Roberto Grau, el más emblemático exponente de “La generación pionera”

BiografíasCTácticaTeoría

Ataques Increíbles en la Apertura Española - Homenaje a Vasiukov (vídeo del MF. Sebastian Fell en "Estudiando Ajedrez")

Sign up for our Newsletter and
stay informed
[mc4wp_form id="14"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *