Ajedrez con Maestros

La escuela de Marcelo Reides

El marciano ajedrecista (episodio 1)

Capablanca vs. Marciano

La escuela de Marcelo Reides

El marciano ajedrecista (episodio 1)

Artículo del prof. y MF. Marcelo Reides
Artículo del prof. y MF. Marcelo Reides

   Si no conoce la historia del “Marciano ajedrecista” o mejor aún la posición original de ese relato que tiene a Capablanca como protagonista, no siga con esta lectura. Si lo va hacer, tómese su tiempo e intente por unos minutos dedicarle su atención a la posición del relato que continúa. No haga simultáneas, deje las otras cosas que realiza mientras lee por aquí y allí, disfrute. Dentro de unas pocas líneas conocerá uno de los mejores problemas de ajedrez escolar, una posición mágica, que permite de una manera lúdica, repasar distintos contenidos elementales del ajedrez escolar como  la regla de “tocada movida” y “la coronación”. La posición y el juego de fantasía que surge es ideal ya que  ejemplifica y clarifica uno de los principales conflictos cognitivos reglamentarios en los primeros pasos del aprendizaje: la diferencia entre el jaque mate y el ahogado. He contado este relato problema infinidad de veces y como docente me marcó el camino para empezar a soltarme y ser un narrador de historias y un buscador o creador de problemas para las mismas. Sí ya conoce este problema y su historia quédese por aquí también, no solo para revivirla sino porque luego descubrirá el verdadero primer encuentro interplanetario. Que efectivamente fue en Cuba pero su protagonista no fue José Raúl Capablanca sino: Pablo Morphy.

               Como ya les dije El “marciano ajedrecista” me ha visitado más de una vez con otras historias en mis clases, pero vayamos a la primera, la más famosa.

Capablanca y el marciano ajedrecista

       Según consta en documentaciones secretas, uno de los primeros encuentros cercanos del tercer tipo tuvo como protagonista a José Raúl Capablanca. Tras la conquista del Título Mundial en abril de 1921, el legendario maestro se tomó vacaciones durante el resto de ese año.

Marcelo Reides

Se casó y construyó una casa en unos solares que su padre poseía en la bahía de Buenavista, entonces un lugar casi despoblado. En los jardines de esa residencia,  el invencible campeón, tuvo el encuentro señalado. Según se pudo leer en sus memorias no publicadas, fue en el atardecer del 30 de octubre de 1921 que ocurrió el suceso. El as del ajedrez mundial se encontraba estudiando ajedrez cuando observó con extrañeza como una luz cegadora, muy potente, llegaba desde el cielo. Unos segundos después pudo confirmar que un OVNI acababa de tocar tierra en medio de su parque. De la nave salió un extraño ser. Leemos en las bitácoras la descripción del visitante: “… mientras se acercaba a mi ubicación me fui asombrando cada vez más, medía algo más de un metro, su cuerpo era de color gris con algunos matices de blanco que se mezclaban en su cara. Tenía dos piernas cortas y chatas. Del centro de su ser salía su único brazo con una especie de mano a la que le conté unos 7 dedos. Pero lo que más me impresionó fue su cabeza ovalada, con un solo ojo gigante en la parte superior de la cara, que ocupaba casi un cuarto de todo su cuerpo. En donde una persona tendría sus orejas al visitante se le veían hendiduras, de donde salían dos especies de antenas que subían por sobre su cuerpo hasta conectarse entre sí”. Por un momento  José Raúl pensó en salir corriendo, ya estaba a punto de hacerlo cuando el marciano con voz metálica y señalando el tablero le dijo:

             – ¿Qué es esto?

– Un juego llamado ajedrez – Le contestó cortante.

– Me interesa saber todo lo de este planeta, dime cómo se juega-

Capablanca, temeroso, comenzó a explicarle todas las reglas. Lo hacía rápido, muy rápido,  lo que no era un problema para el extraterrestre, que registraba memorísticamente cada regla.

Marcelo Reides

De repente y sin que lo hubiese soñado Capablanca era protagonista de la primera partida de ajedrez interplanetaria. Como era de esperar, rápidamente, obtuvo ventaja decisiva y solo para jugar un rato más siguió haciendo algunos movimientos no definitorios. Pero, al llegar a la posición del diagrama, decidió ponerle fin al juego y dar mate en dos.

Marcelo Reides

Para eso movió: 1.Rc2 esperando que su rival abandonara, ya que no tendría otro movimiento que coronar su peón “h” a lo que jugaría 2. Ad4++ pero el marciano lo sorprendió y mágicamente hizo aparecer una nueva pieza cuando jugó 1….h1=Rey

                           El campeón mundial lanzó una carcajada y le comunicó que podía pedir cualquier pieza a excepción del rey y de otro peón. El alienígena, con su voz entrecortada, recitó textualmente lo dicho por el cubano: – peón que llega a la última línea pide la pieza que quiere…y yo quiero un rey –. Como no tenía ganas de pelearse en su primer encuentro del tercer tipo, decidió darle mate a los dos reyes.

Se disponía a ejecutar jaque mate al monarca de a1 mediante: 2.Ad4#, cuando se dió cuenta de que entonces sería era el turno del otro rey negro y se encontraría….¡ahogado!

– ¡A no desesperarse! – se dijo –  y pensó matear al rey coronado con Ab7 ++ o a8=D++.

         Se inclinó por realizar esta última movida, rozó el peón con sus dedos, y observó nuevamente el tablero para disfrutar su triunfo… ¡qué susto! Si ahora  le daba mate el rey de h1 el de rey de a1 se encontraría ahogado.

– Mientras meditaba sobre la posición, el marciano histérico comenzó a gritar ¡PIEZA TOCADA, PIEZA MOVIDA! ¡TABLAS POR AHOGADO! Capablanca no  podía permitirse entablar con un principiante de otro mundo, por lo cual luego de meditar un rato encontró cómo resolver el problema para evitar el casi ahogado.  -Te dije que se podía pedir cualquier pieza, no aclaramos el color y entonces tomando el rey de otro juego movió- :2.a8= ¡REY NEGRO!

Marcelo Reides

El marcianito entre sorprendido y contento (por ver tres reyes sobre el tablero), movió Rb8, y la partida continuó: 3.h7, Ra8; 4. h8=D y JAQUE MATE A LOS TRES REYES…

Marcelo Reides

¿Morphy y el marciano ajedrecista?: ¿Triple ahogado o triple Jaque Mate?

La posición anterior conocida como “Mate del Marcianito” parece haber tenido un antecedente. Ufólogos norteamericanos afirman que la primera partida entre un terrestre y un marciano, si bien fue en Cuba, no fue jugada por Capablanca sino por el genial americano Paul Morphy. Como suele ocurrir, los del norte se adjudican los principales hitos de la historia, aunque este caso parece que tiene un sólido y verosímil sustento.

Marcelo Reides

En abril de 1862, el  ya retirado campeón, partió de Nueva Orleans a la Habana para una vida más tranquila tras un año del inicio de la guerra de secesión en Estados Unidos. La secuencia que se describe ubica el encuentro el  22 junio de 1865, justo el día del cumpleaños veinticinco de Pablo Morphy. Al parecer, su fama de superlativo campeón que abandonó el ajedrez prematuramente y del que todos anhelaban su regreso había llegado a otros mundos. La visita del marcianito fue para conocerle y saludarle en su natalicio.  La historia de lo que ocurre luego, es similar a la de Capablanca, pero varía la posición ya que esta arranca con los dos reyes coronados.

Marcelo Reides
Reides 2017. Blancas mueven y dan mate en 6 a 3 reyes

                           En este momento no fue difícil para el admirado Paul, uno de los primeros ajedrecistas en realizar exhibiciones de partidas a ciegas, anunciarle  al marcianito que le daba mate en 6 y jugó:  

Solución: 1.Cf3+ Rh1 2 Cxe5+ Rc3 3.T5b3+ Rc2 4. Cf7+ Rh7 5.Ab7

Marcelo Reides

                           Y aquí surgió el conflicto, el marcianito comenzó a saltar y festejar el empate gritando sonoramente: “tablas, tablas, tablas, la posición es de triple ahogado, tablas”… “me dijiste que si un rey no puede moverse a otras casillas porque queda en jaque y no está en jaque en su casilla de origen es ahogado”…”Mis tres reyes ahogados tablas” y sin más el marcianito se retiró feliz.

Marcelo Reides

Solo en su mente, el brillante Paul pudo dar su mate triple tras 5…., c5 (nada de ahogado ya que hay un movimiento legal disponible) 6.Axe4###

Marcelo Reides

Notas:

 No he podido encontrar el autor del primer problema. Para los que quieran investigar, tengo la certeza  que la posición fue publicada en la revista argentina “Ajedrez” de editorial Sopena en la década del 70. Lamentablemente, aunque supe tenerla, no pude dar con la revista específica donde figura el relato y el autor de la posición.  Buscando por internet me encontré con diversos relatos similares que preceden al problema pero en ninguno se menciona al creador de la posición.

El segundo problema fue publicado, en otro contexto, en el libro “Leo y el ajedrez intergaláctico” 2017 de Javier Caramia por la Editorial Ventajedrez. La novela es la  continuación de “Leo y el juego de la vida. Una historia de amor y ajedrez”,  Ventajedrez 2014,  del mismo autor. En esta novela, el autor se propone dar otra vuelta de tuerca al problema original del marciano e imagina las peripecias  del marciano luego de haber sido derrotado en nuestro planeta. Es una ficción en la que los jóvenes protagonistas deben resolver diversos desafíos en un camino lleno de obstáculos y aventuras donde se entremezclan el humor, la magia y el romance en esta muy recomendable ficción del escritor y gran referente del ajedrez escolar Javier Caramia.  El viaje interplanetario esta amenizado con el problema que compuse a pedido de Javier y que ahora presento con esta nueva historia.

La modalidad de fantasía con varios reyes se la conoce como Rex multiplex. En esta modalidad pueden coexistir varios Reyes (negros o blancos) en una determinada  posición o aparecer por promoción de peones.

En las estipulaciones de mate, todos los Reyes del bando contrario deben recibirlo al mismo tiempo.

En próximas entregas continuarán las historias y problemas del marciano ajedrecista

Related posts
La escuela de Marcelo Reides

Enroque con pelota

La escuela de Marcelo Reides

Cuando las piezas hablan

La escuela de Marcelo Reides

Un amor de Laura

La escuela de Marcelo Reides

Ajedrez y fútbol 2: Maradona 2 Inglaterra 0

Sign up for our Newsletter and
stay informed
[mc4wp_form id="14"]

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *