Ajedrez con Maestros

archivos de MorgadoHistoria

Grau, ajedrez y nazismo en Argentina

Grau y el Nazismo en Argentina

Los archivos de Morgado

Juan Sebastian Morgado
Autor del artículo Juan Sebastian Morgado

La presente nota es un fragmento de la Enciclopedia cronológica del ajedrez argentino 1800-1960, inédita

Desde 1924 a 1929, la República de Weimar (Deutsches Reich)gozó de estabilidad política y una apreciable mejora económica. En este contexto de relativa prosperidad, los resultados electorales del partido nazi fueron paupérrimos en 1924 y 1928. Sin embargo, ya existía allí un pre-nazismo en expansión, como muestra una nota aparecida en Buenos Aires:

Pre-nazismo y ajedrez: “Nube de judíos y agiotistas especuladores” [1924]

El pueblo alemán, alborotado como un mar en tormenta con la inflación del marco, se calmó como si le echaran aceite al aparecer la nueva moneda, y esa calma se ha sostenido contra todas las dudas e incertidumbres extrañas, que la imaginaban precursora de nuevas revueltas. El alcance psicológico del nuevo invento monetario ha sido un efecto maravilloso y único. Hoy, todo el mundo está tranquilo y hasta se cree rico, y… no sé si es simplemente creencia o realmente lo está.

El espíritu de orden de esta raza se impone de nuevo, y pasadas ya las peores tormentas, han puesto otra vez en marcha la máquina del trabajo. Mucha parte del pueblo sufre todavía miseria, pero no al grado extremo que se notaba en los meses de agosto y setiembre. Hay abundancia de dinero y se gasta con prodigalidad.

La nube de judíos y agiotistas que hacían su verdadero agosto, esquilmando al prójimo con el cambio y la especulación de la moneda, ha levantado vuelo de Alemania.

Una temprana cruz svástica en una crónica ajedrecística en La Razón [1925]

De los periódicos argentinos, La Razón admiraba abiertamente a Hitler, pero lo manifestaba de manera subrepticia. Habiendo participado exitosamente el equipo argentino de ajedrez en el torneo de París 1924, todos los medios periodísticos cubrieron ampliamente el acontecimiento, y el Anuario del citado diario publicaba lo siguiente:

Uno de los acontecimientos más importantes del año ajedrecístico fue la participación de nuestros aficionados en el torneo Internacional de París celebrado en junio de 1924, en ocasión de la VIII Olimpíada.

El team argentino lo constituyeron los señores: Damián Reca, Roberto Grau, Luis Palau y Valentín Fernández Coria, como representantes de la FADA. Su intervención en el torneo sirvió para ratificar la opinión que de nuestros ajedrecistas se tenía en el exterior. La lucha se desarrolló entre el 12 y el 20 de julio, comprendiendo dos clasificaciones; una para establecer el campeón individual, y la otra por naciones. Estuvieron representados la Argentina, Bélgica, Canadá, España, Francia, Finlandia, Holanda, Hungría, Italia, Irlanda, Letonia, Rusia, Rumania, Suiza, Gran Bretaña, Polonia, Checoslovaquia y Gran Bretaña. En los torneos preliminares que debían jugarse para seleccionar 9 competidores resultaron vencedores Hermanis Mattison (letón), F. Apscheneks (letón), E. Colle (belga), M. Euwe (holandés), A. Tchepurnov (finlandés), A. Vajda (húngaro), Luis Palau (argentino) y C. Havasi (húngaro), quienes jugaron entre sí un torneo final, venciendo Mattison, con 5½ puntos. Nuestro compatriota Palau, que fue el único argentino que se clasificó para disputar el torneo final individual, entró en realidad quinto, con 3½ puntos.

No obstante la clasificación de Luis Palau, demostró ser un ajedrecista digno de sus adversarios, venciendo al renombrado maestro holandés Max Euwe, hazaña que también pudo cumplir Roberto Grau, venciéndolo en el turno preliminar, justificando así el adelanto del ajedrez en esta parte del mundo. En la clasificación por naciones, la Argentina obtuvo el cuarto lugar, juntamente con Letonia, con 27½ puntos cada una, venciendo Checoslovaquia con 31 puntos, seguido por Hungría 30 y Suiza 29. El director del torneo, Alejandro Alekhine, célebre maestro ruso, tuvo elogiosos conceptos para nuestra representación, manifestando que podían figurar honrosamente en cualquier torneo de maestros, excluyendo a los ases.[1]


[1] Caras y Caretas nº 1625 del 24 de marzo de 1924. Nota firmada por D. Barrios Guevara.

[1] Anuario de La Razón 1925. Curiosamente, el título del Anuario está flanqueado por dos cruces esvásticas, que nada tienen que ver con el contenido de la nota, y que denotan la temprana penetración de la ideología nazi en la Argentina. El nazismo nació en 1919 (Partido obrero alemán, Deutsche Arbeiter Partei, DAP), como consecuencia de las graves consecuencias que tuvieron para Alemania las durísimas condiciones que le impusieron tras la I Guerra Mundial. Ya en 1920, Adolf Hitler se unió en Munich al Partido Obrero Alemán, adoptando el nombre de Partido Nacionalsocialista Alemán del Trabajo. También estableció la esvástica o cruz gamada como su emblema, y en 1921 se convierte en el líder. El primer tomo de Mi Lucha apareció en 1925, y se tituló Retrospección. En 1926, se introdujo el saludo con el brazo derecho levantado y la exclamación Heil Hitler.

No parece existir en este texto ninguna referencia al nazismo… ¡pero aparecen dos cruces gamadas a los costados del título!

Una escalofriante y temprana cruz esvástica en el Anuario de La Razón de 1925
Una escalofriante y temprana cruz esvástica en el Anuario de La Razón de 1925


Grau protesta contra los nazis [Mayo de 1933]

La Razón publicó el 4 de abril de 1933 -apenas asumido el nuevo gobierno alemán- un suplemento dedicado a La Nueva Alemania, con publicidades de las empresas germanas en el país, que contenía una serie de notas plagadas de símbolos y argumentos esencialmente nazis y hasta la firma del propio Adolf Hitler con la leyenda:

Por intermedio del diario La Razón envío a la prensa argentina y a los alemanes de la Argentina mis cordiales saludos

Para esta época Grau estaba muy al tanto de los acontecimientos, y escribió contra la discriminación de Alemania a los judíos, al impedirles integrar el equipo alemán en el Torneo de las Naciones de Folkestone 1933:

Alemania no actuará en el torneo de Folkestone. No podrá hacerlo porque Hitler ha puesto en el index a los judíos, y el ajedrez alemán ha sido algo casualmente merced a la acción de los maestros de este origen. Protestamos en nombre del ajedrez por esta bárbara actitud. Los que hemos aprendido a jugar merced al estudio de las obras de arte que Steinitz, Lásker, Spielmann, Nimzovich, Reti y tantos otros han brindado al ajedrez, no podemos abandonarlos en esta hora difícil que para muchos de ellos y el ajedrez alemán ha provocado el nuevo canciller del Reich. Como primer derivado de esta actitud, Alemania no podrá estar presente en el próximo torneo internacional. No habrá ganado nada, ni ella ni el ajedrez. Lo único que se habrá demostrado es todo lo que significan y han significado los maestros judíos en el ajedrez de aquel país, así como en muchas otras cosas. El arte y la ciencia no han tenido nunca patria ni religión, y es en vano que se pretenda creárselas. Los hombres libres del mundo y los hechos no lo admitirán.[1]

[1] Fue el Torneo de las Naciones de 1933, donde tampoco participó Argentina por razones económicas.

El Ajedrez Americano nº 68, mayo de 1933
El Ajedrez Americano nº 68, mayo de 1933


La grieta argentina: germanófilos contra aliadófilos [Marzo de 1938]

Pese a las innumerables protestas por fraudes, encabezadas por los radicales a través de Marcelo T. de Alvear, la fórmula Roberto Marcelino Ortiz – Ramón Antonio Castillo fue proclamada el 25 de noviembre de 1937, y debía asumir sus funciones el 20 de febrero de 1938. La caricatura de Caras y Caretas simboliza el fraude realizado. La misma fórmula presidencial estaba fracturada: Ortiz era aliadófilo, y Castillo, germanófilo.

  El primer problema que tuvo que afrontar Ortiz fue el caprichoso calendario electoral que había establecido su antecedor, Agustín Pedro Justo. El 6 de marzo debían elegirse en total setenta y nueve diputados, en trece de las catorce provincias. Estaba previsto un fraude similar a los anteriores. Sin embargo, Ortiz dijo que “el fraude con que fui elegido es un pecado que tengo que lavar”, y cambió abruptamente su actitud política, prometiendo elecciones limpias en todo el país.


[1] El Ajedrez Americano nº 68, mayo de 1933, pág. 99. Noticias Gráficas expresaba en su columna Entre Reyes y Peones: “Alemania, que siempre ha tenido una figuración descollante en los torneos de ajedrez por equipos, no participará en la prueba que se llevará a cabo en Folkestone, Inglaterra, este año. Como la mayoría de los buenos ajedrecistas son judíos, y ellos prácticamente han sido despojados de su nacionalidad, aquel gran país se verá privado de brillar en una manifestación que aúna el deporte y la cultura mental”.

Juan Pueblo  El cuarto oscuro se cierra Y hay presión y malos tratos. Vámonos antes que, ingratos,  Nos echen de nuestra tierra
Juan Pueblo El cuarto oscuro se cierra Y hay presión y malos tratos. Vámonos antes que, ingratos, Nos echen de nuestra tierra

Caricatura que muestra el fraude. Caras y Caretas nº 2060 del 26 de marzo de 1938

El 5 de marzo de 1938 el Gobierno de Alemania condecora al presidente de la Bolsa de Comercio, Antonio M. Delfino, con el Águila Roja –cruz gamada nazi–, hecho registrado con una hábil caricatura por el dibujante Eduardo Álvarez en Caras y Caretas.

Condecoración nazi al presidente de la Bolsa de Comercio Foto Revista Caras y Caretas nº 2060 del 26 de marzo de 1938
Condecoración nazi al presidente de la Bolsa de Comercio Foto Revista Caras y Caretas nº 2060 del 26 de marzo de 1938

En Argentina un grupo de intelectuales que reclaman el revisionismo histórico y se proclaman nacionalistas, encabezado por general Juan Bautista Ithurbide, los hermanos Julio y Rodolfo Irazusta, Ernesto Palacio y Roberto de Laferrére, elogian la anexión de Austria. Luego adherirán fuertemente a la figura de Perón. En su columna de Caras y Caretas, Palacio decía:

Ante los acontecimientos que acaban de ocurrir en Austria, conmoviendo a Europa, hay un sentimiento que a todos nos unifica: la admiración. Tanto los que reaccionan con entusiasmo como los que los que reaccionan con rencor se sienten forzados a reconocer la grandeza de la operación realizada por Hitler.

Elogios a Hitler en Argentina. Caras y Caretas nº 2060 del 26 de marzo de 1938
Elogios a Hitler en Argentina. Caras y Caretas nº 2060 del 26 de marzo de 1938

En abril de 1938 se realiza un multitudinario acto en el Luna Park, en adhesión a la Gran Alemania. Así lo reflejaba La Nación.

Apoyo de la comunidad alemana al anschluss y a Hitler en el Luna Park La Nación, 11 de abril de 1938
Apoyo de la comunidad alemana al anschluss y a Hitler en el Luna Park La Nación, 11 de abril de 1938

El Torneo de las Naciones y el anschluss [setiembre de 1938]

El 17 de setiembre Caras y Caretas titula: “El conjunto alemán será robustecido con la incorporación austríaca”. Hace referencia al reciente anschluss y dice:

Uno de los acontecimientos de la política internacional ocurridos últimamente, tendrá inesperada repercusión cuando se realice en Buenos Aires, en julio de 1939, el Torneo de las Naciones. La anexión de Austria por el Reich determinará la formación de un equipo alemán extraordinariamente vigoroso, por cuanto los jugadores austríacos, que constituyeron uno de los rivales más destacados en el torneo anterior, robustecerán la representación alemana.

A este respecto ya se han iniciado algunas conversaciones, y se ha anticipado que no se opondrán dificultades a la concurrencia de Alemania en esas condiciones.[1]

Limpieza de judíos en Alemania

A través del telegrama 234.404 del 9 de noviembre de 1938, se informó a todos los puestos de policía de Berlín:

En breve plazo tendrá lugar en toda Alemania una operación de limpieza contra los judíos, en especial contra sus sinagogas. No deben ponerse obstáculos. Se hacen preparativos para la captura de unos 20.000 a 30.000 judíos en el Reich. GESTAPO II. Müller.[2]

[1] Caras y Caretas nº 2085 del 17 de setiembre de 1938 (Resumen). Para eliminar la impresión de conquista, se llevaron a cabo dos referéndum. El 10 de abril de 1938, sin la garantía del secreto del voto y vigilado por las SS, el sí ganó con más del 99% de los votos. El mismo día Alemania celebró elecciones con el partido nazi como único, y –de paso– preguntó por la anexión de Austria. También ganó el sí con más del 99% de los votos.

[2] Citado en Vuelta de página, Jorge Lanata, J. L. Producciones y Asociados, Buenos Aires 1997, pág. 77.

El tablero político europeo y el Torneo de las Naciones: el lamento de Grau

Los acontecimientos políticos de Europa están alterando la nómina de participantes en el gran Torneo de las Naciones. Primero fue Austria la que debió ser eliminada. Su incorporación al Reich significó la pérdida de un conjunto poderoso, que siempre logró situaciones notables, y solían integrar maestros de la fuerza de Spielmann, Grünfeld, Eliskases, Becker, Kmoch y Wolf. La desaparición de Checoslovaquia elimina otro conjunto capaz de lograr una situación final notable, como que debía encabezar el gran equipo un hombre de los quilates de Salo Flohr, que se ha refugiado en Rusia, patria de su esposa, donde permanecerá largo tiempo, a estar a las informaciones publicadas por varias revistas europeas.

Caen las participaciones de Austria y Checoslovaquia. Leoplán, 15 de abril de 1939
Caen las participaciones de Austria y Checoslovaquia. Leoplán, 15 de abril de 1939

Dos de los rivales que no pudieron enfrentarse en el Torneo de las Naciones de Buenos Aires 1939 a causa de los conflictos bélicos, fueron:

Spielmann,Rudolf – Eliskases,Erich Gottlieb [C54]

Match Eliskases – Spielmann +2–1=7 Semmering (1), 01.12.1936 [Juan S. Morgado]

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 4.c3 Cf6 5.d4 exd4 6.cxd4 Ab4+ 7.Cc3 Cxe4 8.0–0 Cxc3 9.bxc3 Axc3 10.Db3 d5 11.Axd5 0–0 12.Axf7+ Rh8 13.Aa3?! [13.Dxc3 Txf7 14.Tb1÷] 13…Axa1 14.Axf8 Cxd4 15.Cxd4 Axd4 16.Te1? [16.Aa3 c5 17.Te1 Ad7 18.Dxb7 Tb8³] 16…Df6 17.Te2 Ag4 18.Ae7 Axf2+? [18…Df4!–+] 19.Txf2 Dxe7 20.Dxb7 Tf8 21.Dxa7 h6 22.Ac4 De1+ 23.Tf1 Txf1+ 24.Axf1 De5 25.Ad3 De1+ 26.Af1 De5 27.Ad3 De1+ 28.Af1 ½–½

Tampoco pudieron hacerlo dos representantes de Hungría y Checoslovaquia, países   que tampoco pudieron venir a la Argentina.

Lilienthal,Andor – Flohr,Salo [B15]

Olympiad–07 Estocolmo (8), 05.08.1937

 1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cc3 dxe4 4.Cxe4 Cf6 5.Cxf6+ exf6 6.Ac4 Ae7 7.Ce2 Cd7 8.0–0 0–0 9.Cf4 f5 10.c3 Cf6 11.Cd3 Cd5 12.Cf4 Cf6 13.Cd3 Cd5 14.Df3 Ae6 15.Te1 Te8 16.Ad2 Af8 17.Ab3 g6 18.Tad1 a5 19.Cc5 Axc5 20.dxc5 a4 21.Axd5 Dxd5 22.Dxd5 Axd5 23.a3 f6 24.Txe8+ Txe8 25.c4 Axc4 26.Ac3 Rf7 27.Td7+ Te7 28.Txe7+ Rxe7 29.f3 f4 30.Rf2 Re6 31.g3 fxg3+ 32.hxg3 h5 33.f4 Rd5 34.Axf6 Rxc5 35.Re3 Af1 36.Rd2 Rc4 37.Rc1 Ad3 38.Ae7 Af5 39.Af8 b5 40.Ae7 c5 41.Rd2 b4 42.Rc1 b3 43.Rd2 Rd4 44.Af6+ Re4 45.Re2 Ae6 46.Rf2 Ad5 47.Ac3 Rf5 48.Ah8 Rg4 49.Ac3 Ae6 50.Ah8 Af7 51.Ac3 ½–½


[1] Roberto Grau, Leoplán, 15 de abril de 1939.


Related posts
Ajedrez y culturaBiografíasHistoria

Bergman y el ajedrez

archivos de MorgadoHistoria

Tartakower y un match multitudinario [1931]

archivos de Morgado

Las insólitas crónicas periodísticas de Paulino

archivos de MorgadoHistoria

Grau y Guimard: cien simultáneas a beneficio de la aviación inglesa en el City Hotel

Sign up for our Newsletter and
stay informed
[mc4wp_form id="14"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *