Ajedrez con Maestros

crónicas y novedadesEstrategiaTáctica

Lecciones Magistrales “Wilhem Steinitz”

Wilhem Steinitz

Grandes maestros del tablero

Fernando A. Braga
articulo MI. Fernando A. Braga

Wilhem Steinitz Nació en el ghetto de Praga el 18 de mayo de 1836, según el doctor J. Hande Hohann Berger, sería el  14 de ese mes y el 17 para otras fuentes británicas. Era el hijo de un pequeño comerciante de hierros, Josef Salomón Steinitz y de Ana Thorsch. Coincide su niñez con la emancipación de los judíos en el Imperio Austro-Húngaro, liberados finalmente de vivir en el ghetto.

Era el noveno de trece hijos, aunque sus cuatro hermanos pequeños murieron en la infancia y desde niño sobresalió por su facilidad para adquirir conocimientos e ingreso primero en la escuela Real, para cursar después la Escuela Politécnica de Viena en el año 1858, y seguir estudios de ingeniería, que luego debió interrumpir por trastornos en la vista, a los que se agregaron escasos medios económicos.

Alguna vez habrá recordado Steinitz aquella partida de ajedrez que le gano al rabino , frecuentemente contrario de su padre, al substituir al progenitor ausente. Descubierta su habilidad dio en frecuentar los lugares de reunión de los adeptos al juego de ajedrez, y llegó a realizar tales progresos que, en 1859, le procupraron un tercer premio en el torneo anual del Club de ajedrez de Viena, detrás de Hamppe, el creador de la variante que lleva su nombre en el gambito de rey y de Jenay, que es ese orden le preceideron. Un año después nuevamente le supera Hamppe en otro certamen, pero al año siguiente en otra prueba, consigue que éste le escoltara,

Sobre treita y una partidas se adjudica nada menos que treinta, y hace que su nombre cruce las fronteras de su patria. Era por entonces uno de los cultores del estilo de la época, (En la que la fantasía primaba lo científico)  todavía no se dejan ver las señales de los cambios que hará en el pensamiento ajedrecístico posterior.


Steinitz no solo es importante en la historia del ajedrez por ser el primer campeón del mundo oficial, sino también como descubridor de muchos de los principios estratégicos en los que se basa el moderno juego posicional.

Así fue como sus admiradores al recibir la invitación del Britisch Chess Association, para concurrir al segundo gran torneo de maestros que se realizaría en Londres a mediados de 1862 le apoyaron económicamente, para que los representara.

El gran torneo finalizó como el primero de 1851, con la victoria del prusiano Adolf Anderssen, con 12 puntos, seguido de Louis Paulsen con 11 el reverendo John Owen, con 10 Serafino Dubois de Roma con 9 el reverendo también G. A. MacDonnell con 9 debiéndose conformar Steinitz con 8 puntos sobre 16 partidas, entre catorce competidores, no contando con tablas que debían jugarse de nuevo.

Filanizado el congreso Steinitz resolvió fijar su morada en Londres. En Viena un maestro sólo podría contar con los parroquianos del café Rebhuhn y los socios del Club de Ajedrez, para vivir de su profesión. En Londrés el St. George´s Chess Club, St. Jame´s Chess Club, City of London Chess Club y el public de fumadero de tabajo The Grand Divan, daban cita a númerosos aficionados, Entidades que si bien desunidas por celos y rivalidades, recogían los frutos dejados por Philidor, Laboudonnais, Harrwitz, Loewinthal, Stauton, Morphy y otros aajedrecístas de nota que mantenían el fuego sagrado del tablero. Otra observación lo retenia al ver las animosas y pingúes apuestas que entre los británicos se cruzaban, comparados con sobrios vieneses, remisos para arriesgar su “groschen”, mientras que en Londres se echaba a rodar una moneda de oro “quídam” y eso era suficiente para que un joven de 26 años seguro de su fuerza, ambisioso y soñador, tentara la fortuna.

Junto con Steinitz, en dicho torneo se incorporo otra joven promesa, Josep Henry Blackburne, ambos ascenderían con el tiempo la interminable y empinada escala de los éxitos.

Steinitz se dio inmediatamente a buscarse un contrario para jugar un match, hallándolo en el gignore Serafino Dubois, a quién había ganado el cotejo individual en el referido certamen. Además, en un torneo Handicap, terminaron igualando el puntaje. Invitados a resolver el empate por el London chess club, con un premio de 10 libras esterlinas, Steinitz lo embolso al ganar 5 a 3 y una tablas.

Otro cotejo con Blackburne a fines de ese año, volvió a serle favorable por 7 a 1 y dos tablas guardándose 15 libras esterlinas.

Wilheim Steinitz
Wilheim Steinitz en un club inglés

Sin duda la concurrencia permanente a estos clubes y la participación con muchos y muy buenos jugadores ingleses, y como algún historiador coloca “el common sense” que sin duda los caracterizaba, hizo pulir el juego de Steinitz y según el doctor Emanuel Lasker, tal vez uno de los que mas lo influyeron fue el maestro William M. Potter, autor del articulo “Ajedrez” publicado en la primera edición de la Enciclopedia Británica, era conocido que Potter  de un sólido estilo posicional, menospreciaba el juego táctico hasta la exageración, y consideraba un estilo inferior el romántico, imperante en el común de los ajedrecistas de la época, con su principal valedor en el tal vez mejor jugador de la época el Prusiano Adolf Anderssen, en cambio para el maestro y publicista británico Philip Sergeant, fueron las normas de la “Escuela Inglesa”, las que moldearon el cambio de rumbo en el juego de Steinitz que con experiencia y maestria fue perfeccionando esas enseñanzas para convertirlas en el estilo que cambiaría una época en el ajedrez y que lo persiguió casi obsesivamente en su juego hasta la muerte.

Estos años de profundo estudio, fueron convirtiendo al joven Steinitz en una figura referente dentro del ajedrez mundial tal es así que en el año 1866, varios aficionados locales “juntaron” a los dos jugadores que tenían más partidarios y por los que se hacían más apuestas por ver quién era el mejor, un prusiano, Adolf Anderssen, un vienes Wilhem Steinitz, por una apuesta de 100 libras para el ganador y 20 para el perdedor, reunida esta cifra por el Westminster Club, nueva entidad con antiguo nombre, el St. George´s y el London Chess Club, en donde las partidas debían disputarse alternadamente, este encuentro que si bien no tenía título alguno, podía considerarse entre los jugadores mas fuertes del momento, el match se inició en el Haxell´s Hotel, patrocinado por el Westminster, el 16 de julio de 1866 y la primera partida la ganó Anderssen, esto propició algunos artículos bastante duros hacia Steinitz como el de la revista “The Chess World”, en donde lapidariamente se consideraba que Steinitz no ganaría ninguna partida, pero, al final el resultado fue un 8 a 6 favorable a Stenitz, con lo cual a la revista no tuvo mas remedio que reconocer, con su flema inglesa, que –Anderssen ya no estaba en edad para jugar matches.

Desde 1866 Steinitz vivió con Caroline Golder, con quien tuvo una hija, Flora. Flora murió a la edad de 21 años, el 13 de enero de 1888  en Brooklyn de endocarditis una  enfermedad cardíaca . Cuatro años después, el 27 de mayo de 1892, Caroline murió a la edad de 45 años. Después de su muerte, Steinitz vivió con una mujer 28 años más joven llamada Elisabeth, su apellido es desconocido. Con ella tuvo el hijo William (* diciembre de 1894). En julio de 1897, Elisabeth dio a luz a una hija, Julia. Es poco probable que ella fuera la hija de Steinitz, porque él estaba en un viaje al extranjero por el momento de la concepción. 

Los siguientes resultados de Steinitz no fueron lo suficientemente brillantes como para que su superioridad fuese aceptada incontestablemente por la comunidad ajedrecística. A finales de 1866 venció a Henry Bird (+7 -5 =5) aunque este, a pesar de que era un fortísimo jugador, había sido derrotado por Morphy por un más contundente +10 -1 =1. En el torneo de París de 1867 solo pudo ser tercero tras Kolisch y Winawer, mientras que ese mismo año no pasó del segundo puesto en Dundee, torneo ganado por Neumann. Finalmente quedó también segundo en el torneo de Baden-Baden de 1870 tras Anderssen, que además lo derrotó en sus dos encuentros individuales

En la primera parte de su carrera, el ajedrez de Steinitz era similar al de sus contemporáneos Adolf Anderssen o Paul Morphy, caracterizado por rápidos ataques al rey y preferencia por aperturas de gambito. Pero gradualmente Steinitz fue desarrollando un estilo propio, que es la fundación del estilo posicional, sin el cual sería imposible comprender el ajedrez moderno. El estudio profundo de estos criterios posicionales fundamenta las bases de una sólida defensa, a la que Steinitz concedió gran importancia, y de los criterios para debilitar la posición contraria que justifican el inicio de un ataque correcto.

Pero llegó Viena 1873, Steinitz gana el torneo, venciendo a Anderssen en los dos encuentros, debiendo jugar un desempate con la estrella J. H.  Blackburn, donde también ganó Steinitz, desde ese momento es considerado Steinitz  el mejor ajedrecista del mundo, pero su situación en Inglaterra nunca fue demasiado buena y estable, siempre los comentarios en su contra se suceden y aparece en el firmamento ajedrecístico otra figura mas joven y del agrado inglés, el doctor Johannes Hermann Zukertort, harto Steinitz se va hacia Estados unidos el 25 de octubre de 1881, en donde se establece definitivamente.

La figura de Zukertort subia y la de Stenitz bajaba, esto se acentúa luego del torneo de Londres, 1883. Todo esto hizo que finalmente si impusiera un encuentro entre ambos, las negociaciones fueron duras y complejas hasta que finalmente se logró que el match, por el Campeonato del Mundo se realizara en Estados Unidos, y sería organizado por tres clubes, la primera parte del encuentro sería en el Manhattan Chess Club, de Nueva York, la segunda en el Club de Ajedrez de Saint Louis y la última en el club de ajedrez, Damas y Whist, de Nueva Orleáns.

Tanto organizadores como jugadores se pusieron de acuerdo para que el en encuentro de forma oficial tomara el nombre de “Champion of the World”, otro invento Américano como en otras disciplinas, destinado como mencionan algunos historiadores a promover la vocación de grandeza de una nueva y poderosa nación.

Aquí veremos algunas partidas de Steinitz antes del campeonato mundial y debemos colocarlas en el contexto de la época, hoy gracias a los programas de análisis podremos encontrar muchas cosas nuevas e interesantes, pero, en nuestra no muy lejana época de “humanos analizantes” todo nos parecía una obra de arte, ahora verán, lo viejo y lo nuevo fundiéndose y enriqueciéndose.

Las partidas comienzan en sus primeras épocas en Viena, para luego ver la evolución seguida en los casi 25 años de duro y obsesivo trabajo, hay partidas que gana y varias que pierde, ya que forman parte de sus problemas y perfeccionamiento.

Después de 21 años en Inglaterra, Steinitz se mudó a los Estados Unidos. Como invitado codiciado por varios clubes de Estados Unidos y de Cuba en donde ya existía una gran afición, el carácter irascible de Steinitz se torno mucho mas ameno, al sentir tal vez el reconocimiento que le fuera negado en Inglaterra, y como editor de varias columnas de ajedrez en los periódicos estadounidenses, Steinitz tuvo ingresos suficientes. Para tener una vida tranquila y poder trabajar en sus nuevas teorías ajedrecísticas, también da exhibiciones de simultaneas a ciegas y normales y es un personaje reconocido y admirado.

A finales de 1885, cuando Steinitz disfrutó de una gran popularidad en los Estados Unidos, los mecenas se unieron para celebrar una competencia por el Campeonato del Mundo en los Estados Unidos. Zuckertort fue invitado como un oponente que Steinitz ‘, el mejor luego que este se impusiera en el torneo de Londres de 1883. Sin embargo, la competencia fue precedida por duras negociaciones sobre el premio en metálico, las condiciones de juego y el modo de presentación. Ambos jugadores hicieron una apuesta de $ 2,000 , cada uno de los cuales fue recaudado por seguidores. El ganador recibió $ 1,000 en premios y los $ 3,000 restantes se pagaron a sus patrocinadores, que luego podrían obtener ganancias apostando por el jugador correcto. Zukertort finalmente cruzó el Atlántico para diisputar el que se considera la primera competencia oficial por el Campeonato Mundial de Ajedrez . El duelo se jugó en tres ciudades de Estados Unidos, a partir del 11 de enero 1886 en Nueva York en el mismo local en Broadway, donde décadas atrás, el estadounidense Paul Morphy habían celebrado numerosos éxitos, incluso se utilizaron los mismos mesa y piezas de ajedrez con la que Morphy había jugado en ese momento. Las otras etapas del match fueron St. Louis y finalmente Nueva Orleans. 

Steinitz, analizó las partidas jugadas en el  International Chess Magazine durante la pelea en curso, ganó contra Zukertort por un amplio margen. Aunque estaba en la primera parte de la competencia con 1: 4 atrás, y se recuperó al mediar el encuentro para luego golpear a un Zukertort, quien finalmente colapsó física y psicológicamente, después de ganar con un resultado de 10: 5 (cinco juegos terminaron en empate). El vigésimo partido de la competencia tuvo que posponerse por tres días debido a la enfermedad de Zuckertort. que luego perdió, el 29 de marzo, en solo 19 movimientos después de media hora.  Steinitz se considera ahora oficialmente como campeón del mundo (Campeón del Mundo) .

El 23 de noviembre de 1888, se convirtió en ciudadano estadounidense .  Vivía en una casa en Montclair , a unos treinta kilómetros de Nueva York.

Su espíritu combativo, no descansaba en los laureles que había adquirido y se preparó para nuevas competencias con los amigos estadounidenses del ajedrez. Mientras fue campeón mundial, Steinitz jugó todas sus competiciones y aceptó el desafío del tal vez también mejor retador del momento para la Copa del Mundo en el nuevo mundo y en 1889 ganó en La Habana Cuba al ruso Mikhail Chigorin , contra quien había perdido previamente en Londres en 1883 ambos juegos, con 10 ganadas.5: perdidas y 6, tablas,  A comienzos del año 1890/1891 jugó en la ciudad de Nueva York una pelea por el campeonato mundial contra el húngaro Isidor Gunsberg , a quien derrotó con 10.5 puntos a : 8.5, y en 1892 jugó nuevamente contra Chigorin, nuevamente en Cuba. Esta vez su victoria fue mucho mas reñida y el puntaje final de 12.5: 10.5 es engañoso ya que Chigorin desperidició muchas buenas posiciones. En particular, el último juego de esta competencia, en el que Chigorin pasó por alto a un trivial mate en 2 jugadas.

El último retador de Steinitz fue el joven alemán Emanuel Lasker , quien estuvo en los Estados Unidos desde 1892.  Las negociaciones también aquí fueron arduas y 3 ciudades Nueva York, Filadelfia y Montreal en Canada dieron cabida al encuentro que tuvo lugar entre el 15 de marzo y 26 de mayo de 1894, pero el joven rival de 25 años fue demasiado para el ya viejo Steinitz y el resultado de 12 a 7, con 10 partidas ganadas por Lasker contra 5 de Steinitz y 4 tablas, era un claro resultado especialmente por la diferencia de edad, y peor aún el encuentro revancha sólo dos años después en Moscú, que duró mas de dos meses comenzando el 6 de noviembre de 1896 y finalizando el 14 de enero de 1897, con un resultado final de 12.5 puntos contra 4.5 puntos luego de 10 victorias para Lasker, 2 para Steinitz y 5 tablas.

Match Steinitz-Lasker
Primer Match Steinitz-Lasker

Su voluntad incondicional para recuperar el título de campeón del mundo no descansó Steinitz. Participó en varios torneos en la década de 1890 fue el segundo lugar en el Torneo de cuatro campeones de San Petersburgo 1895/1896 (detrás de Lasker).

La pérdida de su título afectó gravemente la salud mental de Steinitz. Incluso en Moscú, después de la pérdida del match, se deterioró tanto que tuvo que ser tratado de marzo a abril de 1897 en un hospital psiquiátrico de Moscú. Después de todo, Steinitz dedico su vida al ajedrez, su obsesión, fue sin duda un guión de película, en donde mas allá de eso sólo estaba el precipicio y el vació, en su equilibrio emocional, ya no estaban el afecto de su hija y de su esposa, y el ajedrez, y su nueva teoría lo ocupaban todo.

Luego de salir de esta institución volvió a Viena y Nueva York, nunca quiso dejar de jugar, pero ya su cuerpo y su mente necesitaban el reposo que un gran luchador como él merecían, sin duda, pero Incluso sin fuerzas consiguió un cuarto puesto en el torneo de Viena de 1898​ y, al año siguiente, disputó el último torneo de su vida en Londres sin conseguir entrar en los premios. Allí jugó su última partida contra David Janowsky ante el que consiguió también la última de sus muchas victorias.

Después de esto regresó a Estados Unidos, pero sus problemas de salud y mentales eran graves —parece ser que se imaginaba jugando eléctrica o telegráficamente contra Lasker o contra Dios mismo— y murió en un hospital psiquiátrico de la isla de Ward, en Nueva York.

Su legado ajedrecístico fue enorme. Tarrasch, Lasker, Pillsbury, SchlechterMaróczyRubinsteinCapablancaAlekhine o incluso más tarde Euwe fueron ejemplos de jugadores, incluidos todos los campeones mundiales posteriores, para los que las enseñanzas de Wilhelm Steinitz fueron fundamentales.​

Steinitz murió amargamente y fue marcado por dificultades materiales unos meses más tarde, según el certificado de defunción de insuficiencia cardíaca .  Fue en el cementerio Evergreen enterrado en Brooklyn, el número de su tumba es 5892a Pendiente Bethel

Steinitz y su legado

El padre de la escuela posicional o moderna

El Dr. E. Lasker (segundo campeón mundial oficial) en su colosal obra “Manual de ajedrez” dedica prácticamente un capítulo entero a la teoría de Steinitz, explicando detalladamente la misma, a partir del razonamiento de los principios que la componen, su carácter innovador e incluso sus vacíos o lagunas, los cuales se nutren de nuevos principios incorporados por Lasker. Este autor destaca en su mencionada obra lo siguiente: “Las leyes de Steinitz no están limitadas al tablero de Ajedrez, sino que se extiende a cualquier actividad que tenga una intención y un propósito”

A Steinitz se le puede llamar el precursor de las analogías del ajedrez. Como nadie supo elevar este juego hasta convertirlo en una verdadera ciencia, algo que le costara agrias criticas entre sus contemporáneos, quienes definitivamente no lo comprendían. Hasta ese momento el ajedrez constituía solo un juego donde se ponía de manifiesto el talento humano, es un desborde de “arte” y “competencia” pero donde el elemento científico estaba ausente. 

Fué Steinitz, quien creo, además del principio universal citado por Kasparov, los principios de ataque y defensa, explicando el funcionamiento de los mismos a partir de las leyes siguientes:

  1. Ante todo, ha de procurarse construir una posición sólida.
  2. El bando dominante debe atacar, caso contrario puede perder su ventaja.
  3. el ataque en una posición no debe centrarse sobre el rey sino contra el punto más débil de la posición rival.
  4. El que está a la defensiva debe defenderse y hacer concesiones temporales.
  5. En posiciones equilibradas se debe maniobrar, intentando romper el equilibrio a favor de uno.
  6. En la lucha posicional, se deben ir acumulando pequeñas ventajas y transformar en constantes aquellas que son variables.
  1. la relación de material
  2. la efectividad de las piezas
  3. la efectividad de los peones
  4. Las estructuras de peones
  5. la posición del rey

Garry Kasparov elogió a Steinitz como un innovador, cuyos hallazgos sobre la estrategia del ajedrez representaron un punto de inflexión en la historia del ajedrez. Sin embargo, señaló que Steinitz a menudo sobreestimaba la importancia de los principios posicionales abstractos en sus roles

Y este sea tal vez el punto, si bien no demostró tener un talento mucho mayor que los demás ajedrecístas de su época, como pudo tal vez hacerlo Morphy en su corta pero triunfal carrera, si dejo para la posteridad ideas que se fueron plasmando en las futuras generaciones y permitió que el ajedrez evolucionara hacia lo que hoy conocemos, difícil entender a Nimzowich sin saber tal vez quién fue su padre, el ajedrez comenzó a tener una estructura sobre la cual apoyarse y desarrollar el juego posicional y a partir de aquí comenzar a entender no sólo las estructuras y el valor de las piezas, sino cómo se debía atacar y cuando, y como bien decía Lasker a partir de sus puntos en blanco se pudieron ir construyendo cosas que a su vez mejoraron el entendimiento, el fue un innovador, un pensador, la persona que necesitaba el ajedrez para construir su estructura, los jugadores que entenderán su legado, se convertirán en los mejores jugadores del mundo en los próximos años.

He colocado las partidas por orden cronológico, para que sea mas fácil comprender la evolución de su juego.

Fernando Braga Maestro Internaciona

Bibliografía

“La historia de los campeonatos mundiales” ed. Sopena Argentina,

Wikipedia y

“The big book of World Chess Championschips”. André Schulz New in Chess 2019

Mis geniales predecesores Garry Kasparov

“Manual de ajedrez” Dr. Emanuel Lasker

Related posts
crónicas y novedadesTorneos

Bundesliga femenina rondas 1 y 2

crónicas y novedadesTorneos

Copa del Mundo ronda 3 los "Tiebreaks"

crónicas y novedadesTorneos

Copa del mundo ronda 3 revancha

crónicas y novedadesTorneos

Copa del mundo Ronda 3

Sign up for our Newsletter and
stay informed
[mc4wp_form id="14"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *