Ajedrez con Maestros

Grandes olvidados

Diego Medina García: elegancia, caballerosidad y creatividad

Toma de posesión de los secretarios del TSJE

Como dice mi querido amigo el doctor José Luis Sánchez  Lamadrid: “Bendecir es “bien decir”, y, cuando una persona bendice a sus Maestros, es bendecida por Dios, que bendice, aunque no bien diga” Y si bien yo no soy ningún bendito, no tengo más remedio que rendirme ante la evidencia y decir…Gracias Diego!

Con profundo respecto, yo me quito el sombrero, y le brindo estas notas a un gran amigo y compañero ajedrecista. Bueno más que compañero yo diría Maestro, y con mayúsculas. Decir Diego Medina García es sinónimo de caballerosidad y elegancia y si lo llevamos al terreno ajedrecístico también creatividad.

Diego Medina García, hijo de Don Diego Medina Braojos que en paz descanse, hace honor a su querido padre, un auténtico caballero y señor de primera, se mire por donde se mire. Y su hijo Diego ha seguido el mismo camino personal que el padre, sólo que al final se decantó por las letras, si bien muestra un gran interés y conocimiento práctico de las Ciencias. Ésta última disciplina “heredada” de su padre, gran científico por cierto, es una de las grandes pasiones de Diego y en su tiempo libro devora los libros de Física Cuántica, Teoría de Cuerdas y todo lo que se le ponga por delante…Su gran sentido de la curiosidad le hace tener una cultura general impresionante y una visión de las cosas muy romántica.

Diego Medina, nacido en Granada en mayo de 1956, aprende a jugar al ajedrez muy jovencito de manos de su padre Don Diego, y rápidamente el alumno “supera” al Maestro, a pesar de que el Maestro era un jugador fuerte en Granada. Con 16 años Diego ya es Campeón Absoluto de Granada (lo fue de muy joven en varias ocasiones) y ya tiene experiencia jugando Campeonatos Absolutos de España, donde llega a quedar entre los 20 primeros clasificados derrotando a jugadores como Merino, Leuza, Salvador, Pérez Pascual (partida publicada en Jaque y que se adjunta con comentarios de Diego del Open de Granada), entre otros muchos.

Poco después, interrumpe el ajedrez para dedicarse a finalizar su carrera y preparar sus oposiciones de Secretario Judicial, algo que logra de forma brillante, obteniendo su plaza con el nº 6 en toda España. Tras comenzar su trabajo de Secretario Judicial y tras varios destinos diferentes termina a principios de los años 80 en la Tacita de Plata…

Y bendito aquel año! Después de siete años sin competir se reincorpora a la competición ganando varios Torneos, entre ellos el Carranza de Ajedrez y el Campeonato Provincial de Ajedrez. Este último lo gana varias veces, y también queda 2º y 3º clasificado. Durante ese período de 6-7 años, se funda el equipo del Casino Gaditano a carga de Manuel López-Escobar. Dicho equipo lo formaban Diego Medina, Manuel Seris-Granier (entonces Presidente de la Federación Gaditana) y Juan Sepúlveda. A estos 4 se les unieron mi hermano José Manuel y un servidor, a la vez que otros que jugaban de forma puntual como Lucas Picazo, José Cotter, etc..y posteriormente para formar también parte del equipo titular Ernesto López-Tello.

En ese momento, fue cuando conocí a mi Maestro, siempre referencia mía en el ajedrez. Sus partidas llenas de ideas bonitas y originales a la vez que se volcaba en el tablero en busca de la victoria sin miedo a nada ni a nadie. ¿Se puede tener un maestro mejor? El y su padre, cuando asistía a los encuentros, me daban ideas y consejos que yo absorbía rápidamente. Y si bien mis nervios me jugaban malas pasadas, la siembra iba aumentando y aumentando…Ya vendrían tiempos de recogerla…Y así fue después…

El equipo del Casino Gaditano en 1989. Abajo y de izquierda a derecha: Juan Sepúlveda, Diego Medina y Manuel Seris-Granier. Arriba y de izquierda a derecha: José Manuel Seoane, Manuel López-Escobar y Jesús M. Seoane
El equipo del Casino Gaditano en 1989. Abajo y de izquierda a derecha: Juan Sepúlveda, Diego Medina y Manuel Seris-Granier. Arriba y de izquierda a derecha: José Manuel Seoane, Manuel López-Escobar y Jesús M. Seoane

Diego ganaba a los mejores de Cádiz uno detrás de otro, Tarrío, Pérez Pardo, Custodio, Navarrete, Cebada, etc.. y a todo el que se le pusiera por delante. Ganador del Torneo de Rota de forma brillante, y siempre quedaba en los Campeonatos de Andalucía en los puestos del 4º-8º. Era y es mi referencia.

En el Campeonato Provincial por equipos siempre quedábamos 2º, salvo un año que quedamos 3º, y los resultados de Diego eran espectaculares.

En 1990 regresa a Granada, con motivo de ser destinado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Fue una gran pena para todos nosotros. Pero sabíamos que un amigo así nunca se perdería…

Coincidimos de nuevo el Torneo de Rota en 1992, donde acababa de vencer en el Campeonato de Andalucía por equipos al flamante Campeón Absoluto, gran ajedrecista y mejor persona, Agustín García Luque. Partida que fue publicada y comentada por el MF Ricardo Montecatine en el periódico “El Correo de Andalucía”.

Diego, pocos años después, deja la competición y se dedica a escribir, leer, su familia (su esposa y tres hijos maravillosos al igual que el resto de la familia) y su trabajo.

A finales del año 2008, fallece mi tío Juan Sepúlveda, quién nos enseñó a jugar al ajedrez a mi hermano y a mí. Una estupenda iniciativa de mi hermano José Manuel de llamar a Diego hizo que retomásemos el contacto como si no hubiera pasado el tiempo. Hicimos un Homenaje a mi tío en el Puerto de Santa María y Diego no faltó a la cita. Fue un día maravilloso e inolvidable, sin lugar a dudas.

En esa época, el equipo del Casino Gaditano no existía y sus integrantes jugábamos en el Ruy López de Chiclana con nuestro gran amigo José Luis Navarrete, responsable del mismo. A éste había que sumarle José Luis Insúa, Fernando Cebada, Luis Herrera y la cantera de Chiclana. Diego no dudó en incorporarse al equipo para algunos encuentros de la Liga. Y así seguimos hasta la fecha, disfrutando de su amistad y su ajedrez…Todos nosotros, sin  lugar a dudas, todos…Y que continúe por mucho tiempo…Campeonatos de Andalucía, de España, de partidas rápidas…Y lo mejor está aún por venir…

¡Muchas gracias Maestro!

Related posts
Grandes olvidados

Agustín García Luque: "el Bobby Fischer Andaluz"

Grandes olvidadosProblemas

Yochanan Afek: el ajedrez en todas sus facetas

Grandes olvidadosProblemas

Oleg Pervakov: Mago en Moscú y en el resto del mundo

Grandes olvidadosHistoria

Hugh E. Myers, un aventurero y explorador del ajedrez

Sign up for our Newsletter and
stay informed
[mc4wp_form id="14"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *