Ajedrez con Maestros

Ajedrez y Psicología

Cuando el reloj es el protagonista en el ajedrez

Carlsen contra Ivanchuk en un apuro de tiempo

Ajedrez y psicología

“La habilidad para controlar el tiempo del reloj de ajedrez, es tan importante como la técnica para jugar finales.”  ALEXANDER ALEKHINE

Más allá de la complejidad que presenta el juego ciencia con sus múltiples variables debemos anexar sin duda un elemento externo, estresante y persecutorio si no sabemos adaptarnos a él, ese elemento es “el reloj”.

Es muy importante incorporarlo a nuestros esquemas rápidamente ya que sino todo nuestro despliegue combinatorio puede llegar a quedar arruinado en el “apuro de tiempo”, porque aquí prevalecerá nuestro instinto, nublándose la capacidad de pensar debido a la presión psicológica que el ajedrecista sufre en el tablero y la posición que entendíamos, controlamos y que nos daba la capacidad de anticipar se transforma en una nebulosa donde las piezas comienzan a descoordinarse y aunque fueron sumamente cuidadas anteriormente, el perderlas pareciera formar parte de un ritual.


Kasparov comentaba en un torneo de partidas rápidas sobre Karpov ”Le cuesta dividir tiempo y la calidad en un ajedrez rápido y aquí es cuestión sobre todo de tiempo”.
Hay un punto que debe ser importante en lo relacionado al control del tiempo, El ex Campeón del Mundo Mihail Botvinnik decía “ hay jugadores que se levantan de la silla a cada jugada, les cuesta mantener el control de la ansiedad y necesitan la descarga física para poder concentrarse luego en la posición y ponía el ejemplo del Gran Maestro Miguel Najdorf, y otros que como yo, cuando mi rival está pensando trato de encontrar planes, y cuando realiza su jugada y es mi turno, me dedico a la búsqueda de variantes concretas”.

apuros de tiempo
Los grandes Maestros Emiliio Córdoba y Rodney Perez, en un apuro de tiempo

La realidad es que el aficionado, o el maestro, que no tiene una práctica mas o menos permanente, generalmente cae en vicios de análisis, por ejemplo, comienza pensando en una jugada, luego sigue por otra, vuelve a la primera, y elije una tercera para continuar, y al final sin tener nada decidido ni claro, tal vez juega una cuarta, porque se da cuenta que el tiempo se ha venido encima, ¿Qué se debería hacer en estos casos? Analizar una jugada, seguir por una segunda, y si podemos una tercera, luego sin volver a la primera tomar la decisión que consideremos mejor, la indecisión permanente y constante nos lleva sin duda al error, ya que queremos tener un control de todo lo que sucederá en la partida, y eso salvo determinadas posiciones no es posible.


.Cada vez que nos levantamos, se considera que perdemos cinco minutos de control y concentración de la posición, significa que luego cuando nos sentemos nuevamente tendremos que perderlos para volver a entender la posición como la teníamos antes de levantarnos, eso en una partida es demasiado, y hace nuestro juego superficial.
Debemos quitarnos el punto de la cabeza, estamos en una actividad creativa, en una lucha dialéctica, en donde los argumentos son las jugadas, los planes y el punto que está en juego tiene que pasar a un segundo plano, para poder crear en un marco que no nos cree ansiedad, tensión, todos elementos que juegan en contra de la categoría de nuestro juego y perjudican el rendimiento, generando a su vez un mayor consumo de tiempo.


Vlastimil Hort, el veterano Gran Maestro Checo, radicado en Alemania desde hace muchos años, decía, que un Gran Maestro no debe jugar mas de 80 partidas al año, y se puede considerar Gran Maestro si logra que cuarenta de ellas, se jueguen en ese nivel, por lo que no podemos pensar en hacer una obra de arte cada día…
Lógicamente, cualquiera puede decir también, que esto no es sencillo, que el jugador profesional está en cada partida jugando su sustento, y el que no lo es, muchas veces en realidad utiliza al ajedrez para proyectarse a si mismo, pero en todo caso, objetivamente, si pudiéramos entrenar mecanismos que nos permitan por ejemplo, considerar que cuando estamos sentados el punto no es lo importante todo lo que tenemos por delante es victoria, trataríamos de jugar mas relajados, nos arriesgaríamos en determinados momentos y confiaríamos mas en nuestra intuición, jugaríamos mas despreocupados, le haríamos menos daño a nuestro organismo sin someterlo a presiones, subidas y bajadas del ritmo cardíaco, disfrutaríamos y sin duda los resultados serían mejores, buscaríamos la verdad dentro de nuestras posibilidades y sería sin duda mas difícil perder el control, ya que no nos someteríamos a situaciones de estrés, perjudiciales para la manera de razonar la partida, otra forma de pensar, sería, tal vez, que dentro de 10 años no nos acordaremos de esta partida, por lo que no es lo mas importante de nuestras vidas y podemos dedicarnos a disfrutarla en la dimensión que realmente tiene.


Difícil equilibrio entre la posición y el reloj que nos “apura” a elegir una jugada entre innumerables posibles, pero recuerden de incorporarlo rápidamente para que forme parte de nuestras estrategias y no de nuestro sufrimiento es fundamental para darle mas dimensión a nuestro juego.

Lic.María Enriqueta Granero Duarte

Related posts
Ajedrez y Psicologíacrónicas y novedades

Enseñar ajedrez a niños de entre 8 y 12 años

Ajedrez y Psicología

Los beneficios de aprender Ajedrez

Ajedrez y Psicología

Ajedrez y autoestima

Ajedrez y Psicología

Enseñar ajedrez a niños con altas capacidades

Sign up for our Newsletter and
stay informed
[mc4wp_form id="14"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *